Menuda se ha liado en el PSOE

Viñeta de Forges sobre la crisis del PSOE

Me gusta la política, quizás no tanto el mamoneo entre los intereses económicos de las clases dominantes, aunque también, lo reconozco, eso también me fascina. A fin de cuentas es una parte importante de nuestra vida. Hay muchas personas que antes de hablar de algún tema relacionado con la política se defienden diciendo: yo no sé nada de política; a mi no me interesa; mi vida sigue siendo igual; todos los politicos son iguales; etc… pero claro, no cuentan con que al final todos los aspectos de la vida está relacionado y no se puede separar en compartimentes más o menos ficticios.

Lo que hace diferente a la política de otras ciencias sociales es que no necesitamos estudiarla para poder entenderla. No quiero echar por tierra, ni mucho menos, la labor de los Graduados en Ciencias Políticas, los politólogos y los opinadores profesionales de los mass media medios de comunicación de masas. Pero creo que más allá de los cuñados que replican la opinión de los canales de televisión que ven, todos tenemos un modelo de sociedad en el que nos gustaría vivir; un modelo de ciudad, con más coches o más bicis, con más servicios o menos; todos tenemos una idea de cómo nos gustaría que fueran nuestros hospitales y nuestras escuelas; etc. Eso es la Política, la de verdad y la que se escribe con mayúsculas. ¿De verdad no nos interesa el mundo en el que vivimos?. Mi respuesta es un sí rotundo, a todos nos interesa. En este video nos lo cuentan con humor.

Otra cosa son los miedos a saber expresar nuestra opinión; a posicionarnos en una sociedad que quiere por todos los medios el pensamiento uniforme; a expresar ideas que van en contra de la masa; o simplemente a que el posicionarnos nos obligue a conocernos más a nosoros mismos y hacer una pequeña introspección. Lo entiendo, es algo que da miedo. Por eso es mejor hacer ver a los demás que esto no va conmigo y que bastante tengo con poder vadear en este mundo de locos, cómo para pensar en este rollo de la política. Error. No en vano, el problema de unas terceras elecciones, lo contextualizamos en el hecho de tener que ir a votar otra vez, y eso nos da pereza. Incluso hay encuestas que afirman que muchas personas que no votarían nunca al Partido Popular, o a otro partido de su espectro ideológico, prefieren que gobierne Rajoy a tener que ir un día durante quince minutos, por tercera vez en un año, a ejercer su derecho democrático al voto. Pero la culpa de esto no es de esas personas, que podríamos ser cualquiera, la culpa es del modelo de sociedad que hemos construido y de donde hemos puesto el foco de los derechos y las libertades del ciudadano.

Como seguro que ya habréis intuido, mi idea con este post no es tanto hacer una análisis de lo que está pasando a nivel interno en el PSOE y de sus consecuencias, pero podéis leer un buen análisis aquí. Me parece injusto y fácil hablar desde fuera, ya que sólo puedo hacer un remix con matices de lo que he leído en muchos medios de comunicación de distinta línea editorial, o de lo que he hablado con amigos y compañeros que son militantes de ese partido. Tampoco es justo hablar de Susana Díaz, de Pedro Sánchez, de Lamban, de Sumelzo, de Anadón o de otros tantos, sin conocerlos, aunque con alguno de ellos si que he coincidido en reuniones. Además, y quizás por ello baje aún más mi escasa popularidad, creo que el PSOE actual, el socialdemócrata orientado a ser un partido de masas del centro izquierda, fue el de Zapatero, claro está, con sus luces y sus sombras. La prueba de ello es que a pesar del giro al neoliberalismo de Felipe González; del silencio de ZP en este conflicto y en general sobre todos los temas; los avances sociales puestos en marcha en sus años de gobierno; etc… Zapatero sigue siendo el presidente peor valorado, y el más renegado por los suyos. ¿Por qué será?.

Viñeta de Ferran en 2015

Aunque no hay que perder el prisma, y todo es más simple de lo que parece. En el fondo enmascarado en una especie de Juego de Tronos, entre la sección andaluza del PSOE, representado por Susana Díaz; y el aparato central del PSOE, representado por Pedro Sánchez, lo que realmente hay detrás es una situación de pánico ante un posible gobierno de PSOE con Podemos, apoyado por los nacionalistas. Este pacto que quizás ya estuviera más avanzado de lo que nos han contado, ha podido ser la clave y lo que ha sido el detonanante de toda la estrategia para dinamitar un partido y obligarle a renunciar  a sus principios ideológicos. Con ello han logrado que todos sus militantes entren en un callejón sin salida, dónde la única luz, quizás la menos mala, sea una abstención facilitadora para aprobar en el Congreso de los Diputados un nuevo gobierno de Rajoy, quizás con Ciudadanos. Ya que hasta los más radicales que nunca asumirían el apoyo a un gobierno del PP, son más que consientes que ahora sí, unas terceras elecciones no es que supongan el sorpasso adelantamiento de Podemos, suponen casi seguro que los resultados habituales de IU tras la aplicación del sistema d´Hont, sean el techo de las posibilidades reales del PSOE en esas hipotéticas y ahora sí más lejanas terceras elecciones.

Al final los que no vemos Gran Hermano, Salvame Delux o ese tipo de programas, también necesitamos nuestra ración de entretenimiento y quizás puede que también necesitemos algo de cotilleo, así que lo buscamos en esto de los partidos politicos.